Wednesday, 26 February 2014

Europa no quiere coches contaminantes

El Parlamento Europeo aprobó ayer el endurecimiento de las normas que afectan a las emisiones de C02 de los vehículos que circulan por las carreteras europeas, en lo que será la "normativa más severa del mundo", según publica el diario El País.

Así, con el horizonte 2020, los coches no podrán superar los 95 gramos de C02 por kilómetro, reduciéndose en gran medida la limitación impuesta ahora hasta 2015, que fija las emisiones máximas en 130 gramos por kilómetro. A pesar del importante cambio, continúa el diario,
 las presiones de Alemania han obligado a la Eurocámara a rebajar las expectativas de la propuesta salida de la Comisión Europea, tanto en el plazo de aplicación como en los incentivos a los fabricantes por la producción de vehículos más limpios.
Y es que el peso del "poderoso lobby automovilístico" ha llevado al Gobierno de Angela Merkel a presionar para introducir ciertas concesiones en el acuerdo aprobado en el Parlamento:
En primer lugar, la nueva normativa incluirá un generoso marco de incentivos para la producción de vehículos menos contaminantes.En segundo lugar, la normativa contempla un margen adicional de un año (hasta 2021) para que entre en vigor para el 100% de los coches nuevos, frente a los cuatro que pedía el Gobierno germano.

No comments:

Post a Comment